SCHÖFFER Nicolas

Recibe su formación artística en la Escuela de Bellas Artes de Budapest y en la Escuela Nacional Superior de Bellas Artes de París. Desde 1936 reside en Francia. En 1948 comienza su investigación sobre el espaciodinamismo (spatiodynamisme), la cual daría como resultado una serie de esculturas conformadas por armazones de aluminio con láminas de vidrio o plexiglás coloreadas (en ocasiones móviles), cuyo particular diseño y estructura producen la dinamización tanto de los espacios internos de la obra como de los de su entorno, dando lugar a situaciones ambiguas que se multiplican con los efectos de las luces y las sombras. Las primeras esculturas de esta serie, Spatiodynamique 1 y el Reloj espaciodinámico (de mecanismo activado eléctricamente), fueron producidas en 1949 y dadas a conocer al año siguiente en la Galerie des Deux-Iles (París).

En 1954 realiza, junto al compositor Pierre Henry y el ingeniero Jacques Bureau, la obra sonora Tour Cybernétique Sonore, con la que participa en el Salon des Travaux Publics (París). Por este trabajo pionero y los muchos que le seguirían se considera a Schöffer como uno de los padres del arte cibernético. En 1956 realiza CYSP 1, una escultura cibernética que, gracias a diversos tipos de sensores (células fotoeléctricas, micrófonos, radares), reacciona armónicamente al movimiento, la luz y el sonido que se producen en su entorno. La obra es presentada ese mismo año en el marco de la Noche de la Poesía (Teatro Sarah Bernhardt, París).

En 1957 sus investigaciones espaciodinámicas evolucionan para dar lugar al luminodinamismo (luminodynamisme) con su correspondiente serie Lux. Según esta nueva propuesta, el dinamismo propio de sus piezas escultóricas es profundizado o amplificado gracias a la luz artificial. Para ello, las esculturas de la serie Lux estaban provistas de reflectores móviles, filtros y pantallas. Este mismo año presenta sus primeros espectáculos luminodinámicos en el Théâtre d’Evreux (Évreux, Francia) y en la Grand Central Station (Nueva York). En 1959 sus investigaciones lo llevan a desarrollar el concepto del cronodinamismo (chronodynamisme). Así como había ocurrido en sus trabajos previos con el espacio y la luz, ahora Schöffer sumaba la idea de la dinamización del tiempo, la cual lograba mediante el control programado de la activación, la detención y la velocidad de los reflectores, espejos y diversas partes móviles de las esculturas que vendrían a conformar la serie Chronos. Cuando las proyecciones producidas por las esculturas pertenecientes a las series Lux y Chronos son realizadas específicamente sobre pantallas o cualquier otra superficie, las obras así generadas son denominadas Mur Lumière.

En 1961, en el Palais des Congres de Lieja (Bélgica), instala la Tour Cybernétique, torre de 52 metros de altura conformada por una estructura metálica provista de espejos móviles y la capacidad para la emisión de sonidos. Este mismo año produce Variations Luminodynamiques, obra pionera de lo que conocería como video-arte y por cuya creación, Schöffer es considerado uno de los padres del género. El artista llevaba varios años investigando en este medio, pero no fue sino hasta este trabajo que logró la perfecta sincronía entre movimiento, efectos y sonido.

De 1965 es una de sus obras más emblemáticas ya que constituye una síntesis de sus investigaciones previas: Le Prisme. La creación consiste en un prisma de grandes dimensiones y paredes conformadas por pantallas translúcidas, en cuyo interior un mecanismo produce efectos lumínicos y cromáticos, en combinaciones rítmicas no repetitivas, que iluminan las pantallas, las cuales a su vez proyectan estas imágenes al espacio circundante.

En 1966 presenta en la Galerie Denise René (París) sus Microtemps, esculturas conformadas por cajas negras en cuyo interior, láminas de acero inoxidable de diversas formas (generalmente circulares y helicoidales), animadas por motores eléctricos y sobre las cuales se proyectan luces, generan un gran espectáculo lumínico y cromático cuyo objetivo es tratar de influenciar (enriquecer, modificar o interrumpir) los estímulos visuales durante los fragmentos de segundo que transcurren desde que éstos ingresan en nuestro aparato visual a través de los ojos hasta que alcanzan el cerebro y la conciencia.

En 1969 produce los Minieffet, cajas equipadas con bombillos intermitentes y pantallas translúcidas intercambiables y combinables que el espectador coloca a su gusto para producir diversos efectos luminosos y cromáticos. Este mismo año presenta Kyldex 1 en la Ópera de Hamburgo, con música de Pierre Henry y coreografía de Carolyn Carlson y Alwin Nikolais. El espectáculo, experimento cibernético y lumínico-dinámico en el que participaban robots, prostitutas, bailarines y esculturas, consistía en quince secuencias controladas en tiempo real por el público, el cual disponía de controles para repetirlas, duplicar o disminuir su velocidad y detenerlas. El evento fue transmitido en vivo por la televisión alemana.

La diversidad de la obra de Schöffer continúa multiplicándose a lo largo de las décadas de los setenta y ochenta. A estos años pertenece Scam 1 (1973), escultura auto-móvil realizada con la colaboración de las empresas Renault y Coggiola, la cual recorre las calles de Milán y París. Así mismo, en 1977 incursiona en el medio de la tapicería con la creación de Murlux 1 (tapiz luminodinámico producido a partir de un tejido de tubos plásticos) y Metap 1 (tapiz metálico), el primero de los cuales es presentado este mismo año en la Bienal de Tapicería de Lausana (Suiza). A estas novedades se suman la continuación de las series escultóricas iniciadas en los años cincuenta, las cuales en ocasiones alcanzaron dimensiones monumentales, tales como Spatiodynamique 17 (Hirshhorn Museum and Sculpture Garden, Washington D.C., 1968), Chronos 14 (Embarcadero Center, San Francisco, 1974), Chronos 15 (Bonn, 1977), Chronos 10 (Museo de Esculturas al Aire Libre, Jardín Tino Rossi, París, Francia, 1980) y Lux 16 (Autopista Pont-d’Ain, Francia), entre otras.

artart-collection-059

Nicholas SCHÖFFER

LUXE 13, 1960