SCHENDEL Mira

Estudia arte y filosofía en Milán, Italia, pero se ve obligada a abandonar los estudios durante la Segunda Guerra Mundial. En 1946 se establece en Roma y, en 1949, viaja a Brasil, instalándose de manera definitiva en São Paulo a partir de 1952. Pinta naturalezas muertas y, desde mediados de los años cincuenta, experimenta con texturas y materiales diversos en una línea afín al informalismo.

Entre 1964 y 1966 desarrolla la serie Monotipias, dibujos sobre papel japonés producidos al entintar una cara del papel sobre una lámina de vidrio, mientras rasga trazos, palabras o frases sobre la otra cara, mediante las uñas o un instrumento punzante. Se trata de un intento, como señala la artista, “por congelar ese instante en que la experiencia se funde con el símbolo”, y constituye la primera serie de un vasto conjunto de obras que emplean el lenguaje escrito como recurso gráfico. Con papel japonés arrugado hasta conformar gruesas fibras que se enredan y anudan, realiza en 1966 las Droguinhas, piezas tridimensionales en las que el soporte se convierte en gesto y el lenguaje se vuelve materia. Ambas series son presentadas en la galería Signals London (Londres, 1966).

Durante la segunda mitad de los años sesenta produce varias series en las cuales, impresas o aplicadas mediante la técnica de la transferencia en seco, letras y otros signos tipográficos se disgregan sobre el papel, sin llegar a juntarse de manera significante, sugiriendo acaso la imposibilidad de la comunicación. A estas series, calificadas como afines a la poesía concreta, pertenecen las Letras y los Objetos gráficos; en estos últimos (iniciados en 1967), el papel se coloca entre dos láminas de acrílico para ser contemplado por ambos lados. Como evolución de estos trabajos surgen los Toquinhos (1968-1974), los Cadernos (1970-1971) y los Datiloscritos (1973-1974). En los primeros se vale tanto del acrílico como del papel artesanal como soporte, sobre los cuales ensambla cubos de acrílico o realiza collages a partir de papel coloreado y signos tipográficos. A mediados de la década de los sesenta realiza en Alemania la exposición Mira Schendel. Visuelle Konstruktinen und Transparente Texte (Institut für Moderne Kunst, Nüremberg, 1974, y Universität Stuttgart, 1975).

En la segunda mitad de los años setenta realiza dibujos que se sitúan ambiguamente entre la figuración y la abstracción, tales como los Paisagens noturnas (1975), los Paisagens de Itatiaia (1978-1979) y Mais o menos frutas (1983). En los primeros utiliza papeles teñidos, acuarela o témpera y letras dibujadas o aplicadas para sugerir formas del paisaje. En la última serie, que representa la vuelta de Schendel (nace Myrrha Dagmar Dub) al género de la naturaleza muerta, dibuja frutas esquemáticas, planas y seriadas, como si de signos se tratara. A mediados de los años ochenta experimenta con materiales como yeso y láminas de plata y oro sobre madera en obras formalmente geométricas, pero a la vez informalistas por su sentido matérico. El agregarles listones de madera que sobresalen e invaden el espacio, da lugar a una de sus últimas series, los Sarrafos (1987), obras que se ubican igualmente en un territorio ambiguo, esta vez entre la pintura y la escultura. De manera póstuma, su obra ha recibido un amplio reconocimiento internacional y ha sido mostrada en numerosas exposiciones individuales y colectivas, entre ellas la XXII Bienal de São Paulo (1994).

_mg_9372_retouched

Mira (Myrrha Dagmar Dub) SCHENDEL

Letras, c.1960

Foto: Michael Marfione