LLORENS Antonio

Radicado en Montevideo, recibe su formación en el Círculo de Bellas Artes de esta ciudad con Guillermo Laborde y José Cúneo. Entre finales de los años cuarenta y comienzos de los cincuenta realiza una pintura adscrita al movimiento Madí. Su obra da cuenta de los intereses habituales de este movimiento −el marco irregular y la coplanaridad−, en cuyas muestras colectivas interviene. En 1952 integra el Grupo de Arte No-Figurativo fundado por José Pedro Costigliolo y María Freire y participa en las dos muestras colectivas que éstos organizan en la Asociación Cristiana de Jóvenes (Montevideo, 1952 y 1953). Su pintura de esta época, cromática y formalmente próxima a la de Costigliolo y Freire, combina formas geométricas curvas y ortogonales en obras geométricas aunque de gran lirismo. Al disolverse el Grupo, el estilo que practicaban sus miembros comienza a diversificarse. Llorens continúa compartiendo muestras colectivas con Freire y Costigliolo, tales como las exposiciones Pintura y escultura y Costigliolo, Freire, Llorens, realizadas en la Galería Salamanca (Montevideo, 1954). La simplificación de las formas que tiene lugar a partir de entonces conllevará a una paulatina reducción de la paleta al blanco y negro y, a continuación, Llorens se concentrará en la investigación de los fenómenos ópticos en la pintura. En 1960 se une al Grupo 8, con el cual expone ese mismo año pinturas en blanco y negro de gran pureza y sobriedad, de mínimos trazos curvos y rectos cuyo rigor, sin embargo, no está reñido con un profundo sentido poético y emotivo. Entre 1962 y 1972 se dedica a la docencia en la Escuela Nacional de Bellas Artes de Montevideo y, a mediados de los años setenta, experimenta con la cerámica. En 1977 realiza una muestra individual en la Galería Aramayo (Montevideo), en la que presenta una retrospectiva de su obra desde los años cincuenta hasta ese momento. Todavía en los terrenos del Op-Art, Llorens combina las líneas curvas y rectas con efectos de rotación y desplazamiento de las formas en composiciones de gran sentido dinámico y mayor apertura cromática en comparación con su producción de las décadas anteriores. En 1987 recibe el Premio Nacional de Pintura INCA (Montevideo).

img_4804

Antonio LLORENS

Positivo y Negativo, 1959

Foto: Mariano Costa Peuser

Madí.- Fue uno de los derivados del grupo editor de la revista Arturo, junto con la Asociación Arte Concreto-Invención. Con una exposición en la Galería Van Riel (Buenos Aires) y el lanzamiento del Manifiesto Madí (1946), fundan el movimiento Carmelo Arden Quin, Gyula Kosice, Rhod Rothfuss y Martín Blaszko, entre otros. Se proponían superar la falta de universalidad del arte concreto mediante la creación de objetos eternos y de valor absoluto, no sólo a través de la plástica, sino también de la música, la danza y otras manifestaciones artísticas. Una disputa entre sus líderes da lugar a la escisión del movimiento: Arden Quin continuará entonces la difusión del arte Madí desde París, mientras Kosice continuará haciéndolo en el ámbito rioplatense y editará la revista Arte Madí Universal. Participaron también del movimiento artistas como Antonio Llorens y Volf Roitman.

Arte No Figurativo.- Agrupación fundada en 1952 por José Pedro Costigliolo y María Freire, en Montevideo, a quienes se une Antonio Llorens. Pretendían instaurar en Uruguay un arte concreto que se diferenciara de la herencia de Joaquín Torres-García y más afín a los movimientos que venían desarrollándose desde la década anterior en Brasil y Argentina. Realizan dos exposiciones en la Asociación Cristiana de Jóvenes (Montevideo, 1952 y 1953), tras las cuales la estética de sus integrantes comienza a diversificarse.

Grupo 8.- Agrupación fundada en Uruguay en 1958 por Carlos Páez Vilaró, Óscar García Reyno, Lincoln Presno, Julio Verdié, Miguel Pareja, Raúl Pavlotzky y Vicente Martín. Interesados en las nuevas posibilidades de la creación artística, experimentaron libre e individualmente con técnicas y materiales, sin acogerse a una estética única. Posteriormente se sumaron al grupo Américo Spósito, Alfredo Testoni y Antonio Llorens.