IOMMI Enio

Inicia su formación en el taller artesanal paterno y, en 1939, se instala con su familia en Buenos Aires. En 1945 se encuentra entre los fundadores de la Asociación Arte Concreto-Invención, que al año siguiente se presenta públicamente con la publicación del Manifiesto invencionista y una exposición en el Salón Peuser (Buenos Aires). En el manifiesto, suscrito por Iommi así como por todos los miembros de la agrupación, se proclama: “La era artística de la ficción representativa toca a su fin. […] El arte concreto habitúa al hombre a la relación directa con las cosas y no con las ficciones de las cosas […]. Ni buscar, ni encontrar: inventar”. Por entonces, Iommi realiza sus primeras esculturas abstractas: estructuras lineales construidas a partir de varillas metálicas, generalmente de aluminio, que, rectilíneas o retorcidas, tienen siempre un efecto integrador del espacio.

En 1952 forma parte del Grupo de Artistas Modernos de la Argentina, promovido por Aldo Pellegrini. Posteriormente participa en la Exposition Universelle et Internationale (Bruselas, Bélgica, 1958), en donde obtiene una medalla de oro, así como en Konkrete Kunst: 50 Jahre Entwicklung (Helmhaus, Zürich, Suiza, 1960), muestra internacional de arte concreto organizada por Max Bill. Por esta época comienza a dejar atrás la pureza rigurosa del concretismo para crear, a lo largo de los años sesenta y setenta, esculturas menos lineales, más libres e irregulares. Se destacan en estos años sus exposiciones individuales en el Museu de Arte Moderna (Río de Janeiro, 1962) y en la Galería Carmen Waugh (Buenos Aires, 1971). Esta última muestra, titulada Una línea, un espacio, estaba conformada por una instalación a partir de cables tensados que cruzaban el espacio, propiciando situaciones tanto virtuales como reales para ser recorridas por el espectador.

Coincidiendo con el inicio de la dictadura militar que vivió Argentina entre 1976 y 1983, presenta la muestra individual Adiós a una época (Galería del Retiro, Buenos Aires, 1977), que señala el comienzo de una nueva etapa en su trayectoria. A partir de esta exposición realiza ensamblajes con materiales “innobles” o de desecho y formas rústicamente acabadas. Son piezas dramáticas que aluden a la violencia y a los trágicos acontecimientos de aquellos años. En 1980, el Museo de Artes Plásticas Eduardo Sívori (Buenos Aires) organiza una retrospectiva de su trayectoria bajo el título Esculturas de Enio Iommi, 1945-1980. En su producción más reciente, Iommi se ha volcado hacia los objetos cotidianos y domésticos, los cuales interviene, acumula o ensambla para presentarlos en visiones tan íntimas como poéticas, en unos casos, o como contemporáneas y simbólicas naturalezas muertas, en otros.

Enio Iommi vive y trabaja en Buenos Aires.

iommi-planos-espaciales-1948

Enio IOMMI

Planos Espaciales, 1948

Foto: Ben Lazare

Asociación Arte Concreto-Invención.- Fue uno de los derivados del grupo editor de la revista Arturo, junto con el movimiento Madí. Los artistas agrupados en torno a esta revista ya habían expuesto con este nombre en 1945, sin embargo, es en 1946 cuando la Asociación es inaugurada oficialmente con una exposición en el Salón Peuser (Buenos Aires). Con Tomás Maldonado como principal ideólogo, acompañado por Alfredo Hlito, Lidy Prati, Raúl Lozza, Enio Iommi, Manuel Espinoza y Juan Melé, entre otros, la Asociación aboga por un arte afín a los adelantos científicos y tecnológicos, que domine la realidad no copiándola sino inventando nuevos objetos, y ciñe su ámbito estrictamente a las artes plásticas, el diseño y la arquitectura, de manera opuesta a la multidisciplinariedad del movimiento Madí.

Grupo de Artistas Modernos de la Argentina.- Promovido por Aldo Pellegrini, se fundó en 1952 y reunió tanto a artistas concretos (Tomás Maldonado, Alfredo Hlito, Lidy Prati, Claudio Girola y Enio Iommi) como a abstractos independientes (Miguel Ocampo, Antonio Fernández Muro y Sarah Grilo). Su primera muestra colectiva tuvo lugar en la Galería Viau (Buenos Aires, 1953). El grupo se mantuvo activo hasta 1955.