HERRERA Carmen

Recibe su formación en el Marymount High School (París), la Escuela de Arquitectura (La Habana) y la Art Students League (Nueva York). Desde los años treinta desarrolla su obra pictórica. En 1939 se traslada a Nueva York, donde conoce a los exponentes del expresionismo abstracto y practica una abstracción lírica de corte surrealista, pero no es sino al instalarse en París, en 1948, cuando encuentra en la expresión geométrico-abstracta su verdadero lenguaje. En la capital francesa frecuenta al grupo que se reúne en torno al Salon des Réalités Nouvelles y participa en varias ediciones del mismo. Su pintura de esta época, en la que predominan las forma sangulares, es de gran fuerza rítmica y cromática, aunque pronto tiene lugar una reducción de la paleta al blanco y el negro, y un consiguiente interés por la indagación en los fenómenos ópticos que la llevan a convertirse en pionera del Op Art. Realiza su primera exposición individual en el Lyceum Lawn Tennis Club de La Habana (1951).

Una precaria situación económica la obliga a regresar primero a Cuba y luego a radicarse definitivamente en Nueva York, en 1963. De esta forma, la investigación abstracto-geométrica de Herrera, que tuvo carácter pionero para el arte cubano, evolucionará a partir de entonces hacia terrenos más propios de la escena norteamericana que de la latinoamericana, volviéndose muy afín a obras como las de Ellsworth Kelly y Frank Stella. Es hacia esta época que su pintura recupera la intensidad cromática, si bien las formas se simplifican radicalmente, se suavizan, hasta alcanzar un elevado grado de pureza y sutileza minimalista, estilo que la artista continúa desarrollando hasta hoy.

Olvidada tanto por la escena neoyorquina en la que se insertó desde los años sesenta como por la historiografía artística oficial de su país natal, Herrera ha sido una expositora ocasional y de escaso éxito comercial a lo largo de más de medio siglo. No obstante, un repentino redescubrimiento la coloca en el primer plano del panorama del arte abstracto-geométrico a partir de la primera década del siglo XXI, cuando importantes museos y colecciones privadas adquieren numerosas obras de su autoría. A partir entonces desarrolla una intensa actividad expositiva. En 2010 recibe el Lifetime Achivement Award in the Visual Arts.

Carmen Herrera vive y trabaja en Nueva York.

 

artart-collection-042Carmen HERRERA

Sin título, 1948

Foto: Mariano Costa Peuser