COSTIGLIOLO José Pedro

Estudia en el Círculo de Bellas Artes de Montevideo (1921-1925) y realiza retratos en un estilo sintético antes de abandonar la pintura, en 1927. Da inicio entonces a una carrera de diseñador gráfico, a la que se dedicará con éxito durante décadas a ambas márgenes del Río de la Plata. En 1946 vuelve a pintar animado por su descubrimiento de algunos derivados del cubismo: el purismo de Amédée Ozenfant y Le Corbusier y la síntesis cubofuturista de Emilio Pettoruti. Realiza naturalezas muertas a partir de formas planas y colores uniformes, y abstracciones de figuras humanas en las que el referente nunca llega a desaparecer. Este último aspecto corresponde, para Costigliolo, la correcta definición del arte abstracto y lo que lo diferencia del arte no figurativo. De allí que se conozca esta etapa, que se prolonga hasta 1950, como la de las “Abstracciones”.

Cuando se aleja totalmente de la representación, Costigliolo entra en la etapa de las “Estructuras” (1950-1953). Sus composiciones de entonces son geométricas, ortogonales, cromáticamente sombrías, y para llevarlas a cabo se vale del óleo, la laca, el gouache y las artes gráficas. En 1952 funda con María Freire, su pareja, el grupo Arte No Figurativo (estéticamente afín a otras agrupaciones argentinas y brasileñas contemporáneas pero sin la posición política y la actitud beligerante de éstas), y participa en las dos exposiciones organizadas por el grupo en la Asociación Cristiana de Jóvenes (Montevideo, 1952 y 1953).

En 1954 realiza junto a María Freire y Antonio Llorens dos muestras en la Galería Salamanca que señalan su distanciamiento del grupo Arte No Figurativo. Ahora, al mismo tiempo que perfecciona la técnica, los elementos geométricos se ubican con mayor libertad, y contrastan entre sí tanto las líneas y las formas gruesas como los colores, mucho más intensos y variados. Entre 1957 y 1960 viaja por Europa con María Freire, donde se especializa en la técnica del vitral y se vincula con los artistas de vanguardia. Hacia 1960, todavía en Europa, practica el informalismo, pero al poco tiempo rechaza la producción realizada bajo esta influencia y la destruye casi en su totalidad. Entre 1961 y 1963 vuelca su interés hacia la tipografía y realiza composiciones a partir de aglomeraciones de caracteres latinos, hebreos o chinos, sin orden aparente, pero con técnica impecable.

Tras las búsquedas anteriores, Costigliolo arriba en 1965 a su última etapa, en la cual retorna a la geometría, exclusivamente a las formas cuadradas, rectangulares y triangulares, las cuales dan nombre a muchas de las series que produjo entre este año y 1984. El formato cuadrado y el acrílico se volverán recursos constantes a partir de entonces. Pueden distinguirse, sin embargo, dos momentos en el devenir de esta larga etapa. En primera instancia, los elementos geométricos, que se organizan por afinidad cromática, parecen moverse lenta y perpetuamente en un medio viscoso. Posteriormente, el dinamismo se vuelve vertiginoso, frenético; los grupos de formas se amenazan o se agreden y el color negro se convierte en activa y violenta presencia, dejando de ser fondo o dibujo. En 1970, Costigliolo recibe el Gran Premio de Pintura del Salón Nacional y, en 1981, el Gran Premio de Pintura en la I Bienal de Primavera (Salto, Uruguay). Desde 1978 su producción se vio limitada debido a su padecimiento de la enfermedad de Parkinson.

costigliolo_geometrico-en-rojo-negro-y-azul_1977

Jose Pedro COSTIGLIOLO

Untiled Composition, 1958

Arte No Figurativo.- Agrupación fundada en 1952 por José Pedro Costigliolo y María Freire, en Montevideo, a quienes se une Antonio Llorens. Pretendían instaurar en Uruguay un arte concreto que se diferenciara de la herencia de Joaquín Torres-García y más afín a los movimientos que venían desarrollándose desde la década anterior en Brasil y Argentina. Realizan dos exposiciones en la Asociación Cristiana de Jóvenes (Montevideo, 1952 y 1953), tras las cuales la estética de sus integrantes comienza a diversificarse.