CLARK Lygia

Estudia arquitectura en Río de Janeiro (1947) y arte en París (1950-1952), mientras desarrolla una pintura figurativa geometrizante que pronto la conducirá hacia la abstracción. Regresa a Brasil y participa en la Exposição Nacional de Arte Abstrata (Hotel Quitandinha, Petrópolis, 1953). Poco después es cofundadora del Grupo Frente que, en torno a la figura de Ivan Serpa, aglutina a los artistas practicantes del abstraccionismo geométrico en Río de Janeiro. Partiendo del empleo de lo que llama la “línea orgánica”, que se da naturalmente entre dos planos, pasa a valerse del marco como elemento plástico y a centrar su investigación en el estudio del plano y en la incorporación del espacio a éste. Clark participa en las dos primeras exposiciones del Grupo Frente (Galeria do Ibeu y Museu de Arte Moderna, Río de Janeiro, 1954 y 1955 respectivamente), así como en la Exposição Nacional de Arte Concreta, presentada primero en el Museu de Arte Moderna de São Paulo (1956) y en el Ministério da Educação e Cultura de Río de Janeiro (1957). Esta última muestra reúne por primera vez a los miembros de los grupos concretos Frente y Ruptura (este último fundado en São Paulo), pero a la vez señala una categórica distancia entre ambos: la apertura de estilos y la libertad con respecto a la teoría de la agrupación carioca choca con la postura en extremo racionalista de los paulistas. Por entonces, Clark continúa su experimentación con las Superficies moduladas, Planos em superficie modulada y Espacios modulados, en donde el plano se convierte en el elemento estructural.

Para 1959, el conflicto surgido a raíz de la Exposição Nacional de Arte Concreta ocasiona la disolución del Grupo Frente, ya que los artistas concretos de Río de Janeiro buscan una postura más definida con respecto a sus pares paulistas. Conforman entonces el Neoconcretismo, cuyo Manifiesto subscriben varios ex integrantes del Grupo Frente (entre ellos Clark) y el crítico y poeta Ferreira Gullar. Por su parte, Clark, que ya ha agotado sus investigaciones en torno al plano, produce sus primeras piezas tridimensionales, los Casulos (1959), láminas de metal plegadas para conformar un espacio interior. A continuación produce una de sus series más innovadoras: los Bichos (1960-1963), esculturas conformadas por láminas metálicas unidas por bisagras para ser articuladas por el público, a las que seguirán los Trepantes (1963-1965), espirales maleables de metal o goma que pueden colocarse en variedad de posiciones. Sus primeras producciones escultóricas fueron presentadas en la muestra 29 esculturas (Galeria Bonino, Río de Janeiro, 1960). En 1961 recibe el premio al Mejor Escultor Nacional en la VI Bienal de São Paulo.

A mediados de los años sesenta, el interés de Clark se vuelca hacia una participación aún más activa del público, para lo cual la artista debe redefinir su función y convertirse en un canalizador de experiencias y, en consecuencia, el espectador pasa a ser un co-creador de la obra de arte. Sus principales trabajos a partir de entonces son propuestas que llevan a los participantes a experimentar múltiples emociones y sensaciones. Realiza así la serie Objetos sensoriais (1966), las Máscaras sensoriais (1967) y la instalación A casa é o corpo: Labirinto (1968), entre otras. Este tipo de actividades las continuará en la Faculté d’Arts Plastiques St. Charles (La Sorbona, París), en donde ejerce la docencia entre 1970 y 1975. A esta época pertenecen Túnel y Baba antropofágica, entre otras acciones. A partir de 1976, de nuevo en Brasil, la artista cruza definitivamente la frontera que separaba su ejercicio artístico de la psicoterapia para dedicarse de lleno a esta actividad, siempre valiéndose de sus singulares creaciones, como los Objetos relacionais.

clark_pancubismo-bicho_maqueta_1960

Lygia CLARK

Pancubismo (Bicho-maqueta), 1960

Foto: Ben Lazare

Frente.- Agrupación brasileña de artistas constructivistas fundada en 1954 en Río de Janeiro, en torno a la figura de Ivan Serpa. Caracterizó al grupo la libertad e individualidad con que sus miembros afrontaron la práctica del arte concreto en cuanto a estilos, técnicas y materiales, lo que les valió la crítica del grupo Ruptura de São Paulo. Entre sus integrantes se contaban Ferreira Gullar, Lygia Clark, Lygia Pape, Abraham Palatnik y Hélio Oiticica. Tras la 1ª Exposición Nacional de Arte Concreto (1956-1957), organizada junto a Ruptura, y ante la exigencia de una toma de posición más definida, tiene lugar el distanciamiento entre ambos grupos y, poco después, la desintegración de Frente.

Ruptura.- Agrupación brasileña de artistas concretos fundada en 1952 en São Paulo, con Waldemar Cordeiro como líder y portavoz. Concebían la obra de arte como un producto racional y rechazaban la expresión individual en el proceso creativo. Preferían los materiales industriales para la elaboración de sus obras y pretendían la plena inserción del arte en la sociedad industrial. A los miembros iniciales (Anatol Wladyslaw, Leopoldo Haar, Lothar Charoux, Féjer, Geraldo de Barros, Luiz Sacilotto) se suman después Hermelindo Fiaminghi, Judith Lauand y Mauricio Noguiera Lima. Organizan junto a su antagonista agrupación Frente, de Río de Janeiro, la 1ª Exposición Nacional de Arte Concreto (1956-1957). Hacia 1959, los miembros de Ruptura comienzan a dispersarse.

Neoconcretismo.- Movimiento brasileño surgido en 1959 con el lanzamiento del Manifiesto Neoconcreto en Río de Janeiro. Lo suscriben Amilcar de Castro, Ferreira Gullar, Franz Weismann, Lygia Clark, Lygia Pape, Reynaldo Jardim y Theon Spanudis. En dicho manifiesto, sus firmantes toman postura en contra de la ortodoxia y el dogmatismo en el arte concreto y a favor de la libertad, la experimentación, la subjetividad y el humanismo como factores no opuestos a dicho arte. El neoconcretismo pretendió así ser la adaptación local del concretismo europeo. A los miembros fundadores se vincularon poco después Hélio Oiticica, Aluísio Carvão, Hércules Barsotti y Willys de Castro.